miércoles, 9 de marzo de 2011

La Cuaresma y los 110 Km/h

El título de esta entrada os puede parecer una tontería, pero voy a intentar explicarme. El otro día volvía de pasar unos días con mi familia, y no había utilizado la autovía (el camino habitual para llegar a La Roda) desde el cambio de las señales: ya el domingo empezaban a cambiarlas... Estaba comprobando cuánto tiempo tardaba de Albacete a La Roda a 110 km/h... ¡Qué curioso! sólo me adelantó, y no muy rápido, un Mercedes en todo el trayecto, 20 minutos aproximadamente: en días anteriores no ocurría lo mismo... La conducción era tranquila y pausada, los vehículos en sentido contrario aparecían despacio, sin prisas; había calma en la autovía aun siendo día laboral. Se podía disfrutar del paisaje, ciertamente bonito, llano.

No voy a entrar a valorar si es acertada o no el cambio de legislación, sin embargo, cuánto necesitamos "ir más despacio en nuestra vida" y total sólo son unos minutos más...
Empieza la Cuaresma. Hemos recibido (en mi caso la he impuesto por primera vez...) la ceniza y se rezaba "convertíos y creed en el Evangelio". Esta invitación requiere tiempo y ayuda de Dios. Requiere "ir despacio" por la vida: sólo para reflexionar un poquito y descubrir cómo Dios nos ama: lo veremos en el Triduo Pascual.

Santa Cuaresma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario