lunes, 29 de noviembre de 2010

OPTIMISMO, NADA DE QUEJARSE

Un amigo mío que está en Rusia, me ha dado una lección. Resulta que está empezando nevar en La Roda, mi pueblo de destino pastoral. Como aún le tengo respeto a conducir, pues imaginaros si hay nieve o hielo en la carretera...
Pues nada, coloco una noticia en mi muro de facebook y de paso informo a los amigos que viven en Alicante y "alrededores" de las primeras nieves de este año. Y aquí viene la lección: llega Juanma, un sacerdote nacido en Albacete, joven, que se ha ido a Rusia para anunciar el Evangelio y me manda un comentario y la siguiente foto:


Ante una foto así, pues uno se queda helado. Y yo quejándome del frío dentro de mi casita con aparatos eléctricos para evitarlo... sobran las palabras, ¿verdad?

martes, 23 de noviembre de 2010

NO A LA GUERRA

Esta entrada hay que ponerla en mayúsculas. Cuando en los chat's del facebook o del tuenti queremos llamar la atención del invitado a una conversación, lo hacemos así.

Estamos en el año 2010, todos lo sabemos. Casi una década del siglo XXI y aún estamos con líos de hace 50 años. Es así: un armisticio entre las dos Coreas (del Norte y del Sur) y gastando dinero en armamento porque no nos fiamos del vecino. Entre tanto: hambre y miseria).

Jesucristo nos dijo (lo hemos oído hace poco en la Liturgia del Domingo), que las guerras no se terminarían: tienen que ocurrir. ¡¡¡Qué bien nos conoce!!! Sin embargo, tenemos los medios para terminar con ellas. No hay que ser muy inteligentes para descubrir el mensaje que el Señor de la Historia nos envía...


Si podemos evitarlas, ¿Por qué no queremos evitarlas? El Hombre es el "animal" que tropieza dos veces en la misma piedra. Pero ¡¡¡PODEMOS EVITARLAS!!!: siempre hay esperanza...


miércoles, 17 de noviembre de 2010

Adorar no significa humillarse

Si buscas en el Diccionario la palabra "adorar", no te encuentras una acepción que suponga menoscabo a la dignidad del hombre.
De todas ellas, hay dos que me dan mucha luz: amar con extremo y gustar de algo extremadamente. Estas frasecillas explican muy bien lo que Iglesia nos quiere proponer cuando nos aconseja (vivamente) tener momentos de adoración ante Jesús Eucaristía.
Es probar el Amor de Dios aquí y ahora. Es un momento especial porque en esos ratos, gracias a Dios, uno se puede dar cuenta del Amor que Él nos tiene, de una forma concreta, personal. Es un auténtico diálogo.
No es cuestión de sentimentalismos superficiales, aunque también se pueden experimentar muchos sentimientos; no dejamos de ser de carne y hueso (consolación, alegría, sequedad, aridez, confianza,...). Lo digo así: es tratar con Dios, que se acerca a tu corazón y lo toca.
Muy pronto en Albacete (en Enero), tendremos el regalo de una Capilla de Adoración Perpetua. El objetivo es facilitar al máximo la posibilidad de encontrase con Dios, cara a cara. Os invito a esta experiencia.
No se trata de pasar el rato sentado delante de un altar: es una oportunidad para que Jesucristo se te de a conocer de verdad.
Te puedo asegurar que transforma la vida.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Un maestro de la Palabra

No me resisto a poner este título en una "entrada" del Blog. Cuando se comunicó al mundo el nombre del nuevo Papa elegido en el Cónclave, algunos dijeron: "este nos pone a estudiar". Y no podemos decir que estuvieran equivocados. Lo que SÍ soprende es la forma de hacerlo. El tachado de "radical y duro", se deshace en atenciones a los más pequeños y desvalidos (lo hemos visto en Santiago y en Barcelona); el "reaccionario", se muestra acogedor y cortés con aquellos que se muestran activamente contrarios al mensaje del que es embajador (lo vimos en el Reino Unido y en otras ocasiones). No se ha olvidado de los seminaristas del mundo entero, porque los tiene presente en su oración cotidiana (así lo dice en su reciente Carta). Y ahora nos recuerda la centralidad de la Palabra de Dios (que es Jesucristo) en la vida de la Iglesia.


No se trata de "venerar" su figura (como si fuera un santo en vida), ni de alabar su altura intelectual y teológica (aunque tiene méritos de sobra), pero puedo decir que se está ganando el respeto del mundo entero con su buen hacer y con su palabra serena.
El buen maestro hace fácil el estudio de sus alumnos. Estamos ante uno de ellos.

Una pequeña aportación más

El Evangelio siempre es Buena Noticia. Por muchos años que hayan pasado desde su primer anuncio, siempre responde a los interrogantes del Hombre. ¿Por qué será?... ¿Será porque los anhelos del hombre son los mismos? De esto nos dijo algo San Agustín...

Por eso he abierto este nuevo blog. Quiero compartir la alegría de ser creyente en Jesús, que murió y resucitó por cada uno de nosotros.