jueves, 28 de julio de 2011

un detalle dulce

Hace dos días estaba en el confesionario leyendo los últimos ejercicios espirituales que dictó Pablo Domínguez antes de su ascensión al Moncayo... Estaba comentando cómo perdemos muy fácilmente la capacidad de asombrarnos porque Dios se hace presente cada día y no caemos en la cuenta...

Contó una anécdota. Llegó un niño, con cara de no querer mucho lío y Pablo pensó que ofreciéndole un caramelo se lo ganaría... Total, que le presentó una bolsa grande de caramelos y le dijo: "toma uno". Entonces la madre le dijo al niño: ¿qué se dice...? (lo pongo en cursiva para que le deis el tonillo típico en tal circunstancia...)Y el niño contestó: "Tacaño" porque se pensaba que iba a recibir la bolsa entera...

La cuestión es que exploté a reir en el confesionario y me tuve que cortar porque la Misa ya habia empezado... Luego, he recordado que en la Parroquia de San Juan de Ávila de Alicante, donde pasé un curso de pastoral mientras hacía 1º de teología junto a D.Vicente López, pude experimentar las bondades de este dulce "recurso pastoral".

Lo mejor de todo es la lección que se llevó Pablo y la lección que nos da: los niños tienen capacidad de asombrarse y de asombrar a los "mayores". Ójalá sigamos la enseñanza del Señor: "sed como niños y vuestro será el Reino de los cielos".

Ah!!!!! Por cierto.... Quedan 18 días para la JMJ...

jueves, 21 de julio de 2011

La Iglesia en España con sus cifras

Con motivo del viaje apostólico de Benedicto XVI a Madrid por la XXVI Jornada Mundial de la Juventud (18-21 de agosto) hoy se han publicado las estadísticas de la Iglesia católica en ese país. Los datos, actualizados al 31 de diciembre de 2010, proceden de la Oficina Central de Estadística de la Iglesia.

Superficie de 505.992 kilómetros cuadrados, con una Población de 46.073.000 habitantes, de los que 42.470.000 son católicos; el 92,18% de la población.

Existen 70 circunscripciones eclesiásticas y 22.890 parroquias. Hay 126 obispos, 24.778 sacerdotes, 54.184 religiosos, 2.826 miembros laicos de institutos seculares y 99.581 catequistas. Los seminaristas menores son 1.258 y los mayores 1.866.

1.461.899 alumnos asisten a los 5.535 centros de educación católicos, desde las escuelas maternas hasta la universidad.

Centros caritativos y sociales de propiedad de la Iglesia o que son dirigidos por eclesiásticos o religiosos, en España hay: 77 hospitales, 54 ambulatorios, 1 leprosario, 803 hogares para ancianos e inválidos, 391 orfanatos y guarderías, 293 consultorios familiares y otros centros para la protección de la vida, 3.323 centros especiales de educación o reeducación social y 632 instituciones de otro tipo.

miércoles, 20 de julio de 2011

Una imagen vale más que mil palabras

Me ha gustado mucho esta viñeta que hoy comparto con vosotros. Las palabras tienen muchísima fuerza porque pueden dar alegrías y también disgustos. Además pueden "convertir" la mentira en verdad y dar luz a las tinieblas.

Nosotros creemos en el Verbo encarnado que nos trae la Verdad. Qué comparación más grande para hacernos cargo de la fuerza de Dios con nosotros.

Aquí os dejo esta viñeta que habla por sí misma... Se hace necesario defender la verdad, siempre y en todo lugar y de la mejor manera posible...



martes, 19 de julio de 2011

La música de la JMJ



Para que nos vayamos animando a conocer las canciones que escucharemos en la JMJ. Estamos de cuenta atrás...

martes, 12 de julio de 2011

Ciencia de la Fe

La teología es ciencia de la fe, nos dice la tradición. Pero aquí surge inmediatamente la pregunta: realmente, ¿es posible esto?, o ¿no es en sí una contradicción? ¿Acaso ciencia no es lo contrario de fe? ¿No cesa la fe de ser fe cuando se convierte en ciencia? Y ¿no cesa la ciencia de ser ciencia cuando se ordena o incluso se subordina a la fe? [...]

En la teología está en juego la cuestión sobre la verdad, la cual es su fundamento último y esencial. Una expresión de Tertuliano puede ayudarnos a dar un paso adelante; él escribe: «Cristo no dijo: “Yo soy la costumbre”, sino “Yo soy la verdad”» [...] (Virg. 1, 1). Christian Gnilka ha mostrado que el concepto consuetudo [tradición] puede significar las religiones paganas que, según su naturaleza, no eran fe, sino que eran «costumbre»: se hace lo que se ha hecho siempre; se observan las formas cultuales tradicionales y así se espera estar en la justa relación con el ámbito misterioso de lo divino. El aspecto revolucionario del cristianismo en la antigüedad fue precisamente la ruptura con la «costumbre» por amor a la verdad. Tertuliano habla aquí sobre todo apoyándose en el Evangelio de san Juan, en el que se encuentra también la otra interpretación fundamental de la fe cristiana, que se expresa en la designación de Cristo como Logos. Si Cristo es el Logos, la verdad, el hombre debe corresponder a él con su propio logos, con su razón. Para llegar hasta Cristo, debe estar en el camino de la verdad. Debe abrirse al Logos, a la Razón creadora, de la que deriva su misma razón y a la que esta lo remite. De aquí se comprende que la fe cristiana, por su misma naturaleza, debe suscitar la teología; debía interrogarse sobre la racionabilidad de la fe...


Benedicto XVI

martes, 5 de julio de 2011

un lugar para aprender


Cuando me preguntan cómo llevo esto de ser cura siempre digo que me encuentro como ese que va quitando el envoltorio y el precinto de garantía de algo que ha recibido y que estima en mucho... esto en plan de broma...

Ya en serio... lo que más me está impresionando es la gran enseñanza del Sacramento de la Penitencia. Hay gente que habla de juicio, medicina... vale, bien... Sin embargo, estoy experimentando cómo ama Dios a las personas, cómo hay personas que luchan por seguir a Jesucristo con una humildad que ya quisiera para mí... Estoy experimentando cómo la Misericordia de Dios pasa por mis manos...Y al mismo tiempo veo cómo Dios me llama a no quedarme en la mediocridad, a seguir luchando por vivir santamente. Qué curioso! El que "ayuda" es ayudado... Dios sabe hacer bien las cosas porque desde que confieso le doy más valor a mis confesiones...

Cuando se habla mal del Sacramento de la Penitencia y no se practica se está perdiendo la oportunidad de un encuentro de Dios con el que se acerca a confesar. El sacerdote es un mero instrumento: lo que importa es la relación con Dios.

Ánimo y acércate.