jueves, 21 de abril de 2011

Carla, gracias por llegar

No me resito a escribir estas líneas antes de acostarme. Se ha terminado la Hora Santa en el Asilo y quiero darte las gracias por llegar este día. Esta no es tu foto, discúlpame... (no he tenido la oportunidad de conocerte, pero ya te echo de menos).

Eres un regalito del cielo, que nos da la oportunidad de amar más y mejor. Lo necesitas todo y en la familia no van a faltar manos para que tengas lo que necesites.

Dios confía en el hombre, tú eres el mejor ejemplo, porque pone en nuestras manos tu vida, para cuidarte. Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario