sábado, 15 de octubre de 2011

You Cat...ízate...

Algunas personas me dicen que a los jóvenes de hoy no les interesa esto. Yo me opongo y estoy seguro de tener razón. Los jóvenes de hoy no son tan superficiales como se dice de ellos. Quieren saber qué es lo verdaderamente importante en la vida. Una novela policíaca es fascinante porque nos mete en el destino de otras personas, que podría ser también el nuestro. Este libro es fascinante porque habla de nuestro propio destino y por ello nos afecta profundamente a cada uno.


Por eso os invito: ¡estudiad el Catecismo! Es mi deseo más ardiente. Este catecismo no os regala los oídos. No os lo pone fácil. Pues os exige una vida nueva. Os presenta el mensaje del Evangelio como la «perla de gran valor» (Mt 13,46), por la que hay que dejarlo todo. Por eso os pido: ¡estudiad el Catecismo con pasión y constancia! ¡Dedicadle tiempo! Estudiadlo en el silencio de vuestro cuarto, leedlo en pareja, si tenéis novio, formad grupos de trabajo y redes, intercambiad opiniones en Internet. ¡De cualquier forma, mantened conversaciones acerca de la fe!

Son palabras de Benedicto XVI en el prologo de esta nueva propuesta de formación en la fe dedicada principalmente a los jóvenes. Nos hace falta formación para conocer nuestra fe y poder proponerla a los demás porque uno no puede ofrecer lo que no ha experimentado ni vivido. No os lo recomiendo porque ya el Papa lo ha hecho... yo ya lo estoy leyendo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario