martes, 17 de enero de 2012

Nuevas apariencias

Dicen que, de vez en cuando, está bien cambiar. En un primer momento sí y si se trata de corregir un error... pues cómo no. Pero cuando cambias mucho... es mala señal. O se trata de desorientación, vamos que no te enteras o, porque no te gusta lo que ves y te empeñas, y te empeñas...

Jesucristo revela al hombre lo que es el Hombre, nos dice el Concilio Vaticano II.

Escuchemos hoy su voz

No hay comentarios:

Publicar un comentario